Consentimiento Implicado

 

Cuando un miembro de la biblioteca presenta una tarjeta valida para el uso de sacar y/o reservar materiales de la biblioteca, los empleados asumen que la tarjeta pertenece a la persona o que la persona tiene la tarjeta de otra persona que le ha dado el consentimiento de usarla. 

Un miembro no puede usar la tarjeta de otra persona para sacar libros al menos que é/ella traiga la tarjeta en mano.

Los empleados le dan una nueva tarjeta inmediatamente si reporta que su tarjeta se le ha perdido o fue robada. Si el reporte es hecho por teléfono, los empleados marcan la tarjeta como Perdida y ponen un “mensaje especial” en el archivo del miembro. Si después, la tarjeta es presentada a los empleados, ya no es valida y los empleados deben verificar la identidad antes de remover el bloque puesto.

 

Sign In